Jovencitas

Los que tengáis un amigo del alma, un amigo de la infancia, alguien con quien compartís todo desde que sois chicos, sabéis lo bonito que es. Y como es tan bonito y hay tanta confianza ya entre nosotros, este fin de semana decidimos llamar a unas cuantas putas para pasarnoslo a lo grande. No tiene uno siempre dinero para contratar a unas putas de lujos, y como nosotros somos bien puteros (perdón por la expresión), puteros de caché nos gusta siempre lo mejor de lo mejor.  Contratamos a dos chicas con los mejores cuerpos que te puedas imaginar y nos la follamos entre los dos sin piedad. Un cuarteto sexual sin precedentes.