Maduras

Hay maduras que tienen ciertos fetiches predefinidos, y lo de esta madura son que le ponen muy cachonda los soldados, le encanta follar con ellos y que le metan la polla hasta el fondo, le encanta que venga uno, se ponga por delante suya, se baje los pantalones y le diga que quiere que le coma la polla sin tardanza, que quiere una de las mejores mamadas que haya podido recibir nunca, y así ha sido, algo espectacular y bestial dónde hemos visto cómo esta tetona rubia se ha agachado y ha empezado a comerle el rabo a este soldado raso, con lo cual se lo ha pasado bastante bien. Aunque está claro que si la susodicha ha llamado la atención por algo, ha sido por esas enormes tetazas que tiene, aunque no sean naturales.